Ordenadores

Los parches para Meltdown y Spectre sí afectan al rendimiento a pesar de que Intel lo niega

Intel ha asegurado en un comunicado, con el apoyo de fabricantes como Apple, Microsoft o Google, que los parches que se están distribuyendo para corregir las vulnerabilidades de los procesadores x86 no afectan de manera sensible al rendimiento de los ordenadores, servidores o máquinas virtuales que funcionan usando los omnipresentes chips de Intel. Pues bien, parece que a pesar de lo que les gustaría decir, tanto a Intel como al resto de grandes compañías que usan sus procesadores, las actualizaciones, al menos las que se han distribuido hasta ahora, sí penalizan al rendimiento. Así, tras la actualización de los servicios de Amazon para corregir las vulnerabilidades Meltdown y Spectre, algunos usuarios de sus servicios en la nube se han quejado de que sí hay un impacto importante en el rendimiento y las cargas sobre las CPU que “alquilan” aumentan de manera significativa. Además, desarrolladores de juegos como Epic Games han informado de que sus servicios se están viendo afectados por las actualizaciones que corrigen Meltdown y Spectre con un impacto en las cargas de trabajo hasta un 20 por ciento.

Según explica Epic en sus foros: “Todos nuestros servicios en la nube se ven afectados por las actualizaciones necesarias para mitigar la vulnerabilidad de Meltdown. Confiamos mucho en los servicios en la nube para ejecutar nuestro back-end y es posible que experimentemos más problemas de servicio debido a actualizaciones continuas.”

La gráfica de Epic Games muestra la carga sobre la CPU antes y después de las actualizaciones de seguridad.

Por su parte, como decíamos, Intel asegura en una nota oficial que las actualizaciones para corregir las grietas de seguridad no afectan al rendimiento y su mensaje va acompañado de declaraciones de fabricantes como Apple, Microsoft o Google que así lo aseguran. Entre los testimonios que incluye intel están los siguientes:

Apple: “Nuestras pruebas con comparativas públicas han mostrado que, tras los cambios como resultado de las actualizaciones de diciembre de 2017, no se observa ninguna reducción apreciable en el rendimiento de los sistemas operativos macOS y iOS, siguiendo la valoración de la comparativa GeekBench 4, así como en comparativas de navegación en Internet como las de Speedometer, JetStream y ARES-6” .

Microsoft: “La mayoría de los clientes de Azure no deberían observar ningún impacto perceptible en el rendimiento con esta actualización. Hemos trabajado para optimizar el CPU y la ruta de E/S de los discos y no vemos ningún impacto apreciable en el rendimiento después de instalar la solución ofrecida” .

Amazon: “No hemos observado un impacto significativo en el rendimiento en la mayoría de cargas de trabajo de EC2”.

Google: “En la mayoría de nuestras cargas de trabajo, incluyendo nuestra infraestructura en la nube, apenas hemos observado impacto alguno en el rendimiento de los sistemas”.

Intel espera que con el tiempo haya mejores actualizaciones que recuperen parte de este rendimiento; pero lo que está claro es que en algunos casos sí hay un impacto notable. Así, lo mejor que puede hacer Intel es volver rápido al tablero de diseño de sus procesadores para ofrecer cuanto antes nuevas generaciones de hardware que esté libre de estas vulnerabilidades y que ofrezcan de nuevo el rendimiento que tenían antes de descubrirse.

Daniel de Blas

Daniel de Blas es periodista especializado con 18 años de experiencia en el sector de tecnología. Director y creador de publicaciones especializadas en tecnología como Macworld, iPhoneWorld e IDG Techstyle en edición impresa y web. Posteriormente ha trabajado en el desarrollo de medios y proyectos web como Tecnopasión dentro de Marca.com o el portal de tecnología Tecnoaffinity.com, después integrado como sección de tecnología en OK Diario. Actualmente es Chief Content Officer en GlobbTV y responsable de contenidos de Tech4Fun.

Lo más visto

Análisis en Tech4Fun

Últimos comentarios

    /* ]]> */