Apple Móviles

#batterygate: Apple puede dejar de vender 16 millones de iPhone

El programa de cambio de baterías puede salirle a Apple muy caro por los iPhone que dejará de vender a los usuarios que encuentren que su iPhone “rejuvenece” con la batería nueva.

Apple ha tomado una de las decisiones más atrevidas de los últimos tiempos con la polémica sobre el modo en que los iPhone se hacen más lentos cuando sus baterías se agotan, al anunciar un programa de reemplazo de baterías por sólo 30 dólares para todos los iPhone 6 en adelante que puedan verse afectados por esa ralentización. En los últimos días, Apple ha confirmado que cambiará las baterías a todos los usuarios de iPhone “elegibles” aunque las herramientas de test de su servicios de reparación indiquen que la batería no está todavía en una fase de deterioro avanzada. Pues bien, aunque es verdad que esta acción, además de ejemplar, puede servirle a Apple para evitar muchas demandas colectivas como las que ya se han presentado en EEUU, hay una derivada inesperada que le puede costar muchos millones de dólares a la compañía. Y es que según Forbes, hay unos 518 millones de iPhone que podrían optar a este cambio de batería y que, una vez hayan comprobado que su teléfono vuelve a tener el rendimiento inicial no van a querer actualizarse todavía a un nuevo modelo.

16 millones menos de unidades de iPhone

Según los cálculos que aporta Forbes, la iniciativa de Apple puede costarle 10.000 millones de dólares en ingresos o alrededor de 16 millones menos de unidades de sus terminales debido a este efecto. Los cálculos indican que (en el mejor de los casos) alrededor de un 10 por ciento de los dueños de los iPhone elegibles cambiarán la batería, es decir, unos 54 millones de usuarios, de los que se cree que un 30 por ciento cancelarán sus planes de actualizar su terminal, es decir, alrededor de 16 millones de iPhone que no se venderán este año.

Cambio de batería, ¿ya no hay vuelta atrás?

Por último, Apple ya ha anunciado que las técnicas que usa para mantener la estabilidad del iPhone cuando las baterías se agotan van a seguir utilizándose (a pesar de que otros fabricantes como Samsung o LG afirman que no son necesarias y que no las utilizan), lo que pone a la compañía en una situación delicada. Y es que si los usuarios saben que el cambio de batería puede rejuvenecer su terminal van a querer cambiarla y cuando se vuelva a los 90 dólares por este servicio (que era la tarifa antes de esta iniciativa) no les va a hacer ninguna gracia. Además, cuando los usuarios cambien la batería (y más si pagan 90 dólares por ello) van a querer alargar todavía más la vida de sus iPhone, lo que a Apple no le conviene (por mucho que diga que su intención es hacer que duren lo máximo posible). No en vano, uno de los problemas que hacen que muchos usuarios quieran cambiar de smartphone, es que la batería ya no carga o no tiene autonomía para cumplir mínimamente una jornada.

Así, aunque de momento haya salido del lío del #batterygate, Apple ha “sacado un genio de su botella” que ya no se puede volver a meter y sus usuarios, que ya aceptan pagar un precio mayor por los iPhone, le van a reclamar una mayor duración de sus terminales y seguramente un cambio de batería asequible de por vida.

Daniel de Blas

Daniel de Blas es periodista especializado con 18 años de experiencia en el sector de tecnología. Director y creador de publicaciones especializadas en tecnología como Macworld, iPhoneWorld e IDG Techstyle en edición impresa y web. Posteriormente ha trabajado en el desarrollo de medios y proyectos web como Tecnopasión dentro de Marca.com o el portal de tecnología Tecnoaffinity.com, después integrado como sección de tecnología en OK Diario. Actualmente es Chief Content Officer en GlobbTV y responsable de contenidos de Tech4Fun.

Lo más visto

Análisis en Tech4Fun

Últimos comentarios

    /* ]]> */